De lunes a viernes de 8:30 a 12:45 y de 13:30 a17:00. Último envío de mercancía a las 15:30
contacto
+33 (0)3 24 52 37 23
0
Mi carrito
Total + IVA
0,00 €
IVA y otros impuestos
0,00 €
Total tax inclusive
0,00 €
CONEXIÓN
Ya tengo una cuenta, quiero iniciar sesión
¿Ha olvidado su contraseña?
Crear una Cuenta
Menu
Comparar Productos 0
Fermer
Fermer
No tiene artículos para comparar.

Comportamiento de bebida

 

La ingestión de agua diaria de porcinos depende de su peso vivo, la cantidad de forraje ingerido, la composición del forraje y su condición fisiológica (lecheros, enfermedades, estrés, etc.). El bienestar, la salud y el crecimiento de los porcinos dependen fuertemente de la calidad físicoquímica del agua que tienen a su disposición, las bacterias que puede contener, el sabor y el olor. Gestionar el despilfarro de agua es el segundo elemento que determina la selección y la instalación de los bebederos. Pídanos consejo personalizado.

 

 

COMPORTAMIENTO DE BEBIDA Y DEMANDA DE AGUA

  • Ya en las primeras 18 horas de su vida un lechón visita el punto de abreva-dero por la primera vez.
  • Durante el destete visita el chupete más de 80 veces al día (estrés).
  • Después del destete el 100% de los lechones visita el bebedero al menos una vez entre las 9 y 13 horas (importante para tratamientos).
  • Durante el engorde un cerdo bebe 30 veces al día y pasa 10 hasta 15 min/día al bebedero.• Sobre todo beben durante el día, con picos a mitad de la mañana y en las últimas horas de la tarde.
  • Más del 75 % de los turnos de bebida coincide con el tiempo de forraje

?UN TAZON O UN CHUPETE?

 

Por naturaleza un cerdo bebe chupando. Entonces, un tazón es la manera más natural de beber, a pesar de la edad del animal. Lechones ingieren más forraje cuando pueden beber de un tazón. Durante el destete se observan menos comportamientos estereotipados cuando se emplea un tazón que cuando se emplea un chupete (lactancia bajo cerdas etc.). Además, un tazón es mejor para combatir el despilfarro. Por el contrario, un tazón se ensucia más rápidamente por excrementos o forraje. Entonces, un chupete no es inadmisible, a condición de que la altura y al caudal estén bien adaptados. El agua siempre está limpia, pero hay más despilfarro.

 

HIGIENE

Desde una presencia de apenas 1,5 g de excrementos por litro de agua se bebe menos y se baja el crecimiento. El riesgo de diarrea aumenta y, cuando la ingestión de agua baja, también tiene consecuencias negativas para la ingestión del forraje y el aumento del peso, produciendo grasa corporal (espesor del tocino dorsal). En cerdas lactantes se aumenta el riesgo de constipación, mastitis (inflamación de la ubre), agalactia (falta de leche), metritis (inflamación del útero) e infecciones urinarias.

Configuración de cookies de acuerdo con el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR)
Cerrar
Utilizamos varios tipos de cookies para brindarle más opciones cuando visite el sitio. Al marcar los siguientes puntos, usted los acepta.